Psicologia y Psicoterapia Online

Inteligencia Sexual.


Inteligencia Sexual se define como la capacidad de la gente de vivenciar plenamente su sexualidad, dicho en otras palabras es cuando una persona muestra capacidad para aprovechar su sexualidad al máximo posible.

¿Y cómo podría alguien lograr esto? En principio, deberá tener un elevado concepto de si mismo, estar informado, poseer un acabado conocimiento de sus preferencias sexuales y de las de su pareja. Además, tendría que interesarse por adquirir información sobre sexualidad, ya que esto permite romper prejuicios y actitudes que no colaboran con el buen desarrollo sexual.
Para lograr este objetivo usted debe desarrollar también la conciencia de lo que denominan el Yo sexual secreto y la capacidad de conexión con otras personas.
 

1.-Conocimientos sexuales: Familia, religión y medios de comunicación son tres potentes instituciones dedicadas a crear falsos mitos sobre el sexo, y ¿cómo lo hacen?
Familia. La mayoría de los padres simplemente no habla con sus hijos sobre sexo, y ello termina provocando desinformación y vergüenza.
Religión. Es culpable de inculcar miedo al sexo mediante una poderosa amenaza para los creyentes: la condena al fuego eterno.
Medios de comunicación. Ofrecen una visión distorsionada de la sexualidad que influye de manera negativa en la percepción que las personas tienen de su cuerpo y en sus comportamientos sexuales. En concreto, los autores mencionan cuatro mitos creados por los medios: primero, que todos los demás tienen más relaciones sexuales que usted; segundo, que nuestro cuerpo es defectuoso; tercero, que si uno fuera capaz de conseguir sexo, sería la panacea que resolvería todos los problemas; y cuarto, que si es necesario, el sexo se puede lograr por la fuerza.
 

2.-Yo sexual secreto: Se trata de aplicar el socrático “conócete a ti mismo” a los asuntos de cama, para evitar que las creencias sobre lo que se supone que debe gustarnos puedan encubrir nuestros auténticos deseos.
 

3.-Capacidad de conexión con otras personas: Son las habilidades sociales o interpersonales, incluidas la capacidad de hablar con la pareja sobre la vida sexual, así como la capacidad de comprender el Yo sexual de nuestra pareja.
En conclusión, la actividad sexual de una persona, no tiene tanto que ver con la suerte, la casualidad o lo heredado como con su disposición a aprender, experimentar y buscar nuevos horizontes. Las habilidades sexuales pueden ser desarrolladas y, con el tiempo, mejoradas.

Reflexión de la semana: Nadie sabe con certeza qué es correcto o incorrecto en el plano del amor y la sexualidad, pero todos intuimos que somos un poco sabios e inteligentes en cuanto a lo sexual. El clásico: “yo me lo se todo y no tengo nada mas que aprender en el sexo” ¿Y tú? ¿Qué tan inteligente sexual crees que eres? Y ¿Cuánto más podrías desarrollar tu inteligencia en lo sexual?

¿Tienes alguna pregunta o deseas realizar algún comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto Skype

Terapia Online. Psicologos Online Añademe a Skype - SERGIO PÉREZ SERER
» Usa Skype, llama gratis! Consulta o tratamiento online

Información Sexual