Psicologia y Psicoterapia Online

Testosterona y Disfuncion Erectil.


Es importante relacionar la deficiencia de testosterona con la disfunción eréctil y no con la “impotencia”

La disfunción eréctil, también llamada “impotencia sexual”, se define como la incapacidad por más de 2 meses de alcanzar o mantener la erección lo suficientemente firme como para tener relaciones sexuales.
Sin embargo la palabra “impotencia” puede también ser usada para describir otros problemas que interfieren con el acto sexual y la reproducción, tales como la falta de deseo sexual, los problemas vinculados con la eyaculación y a los orgasmos, por lo que es importante relacionar la deficiencia de testosterona con la disfunción eréctil y no con la “impotencia”, puesto que esta última puede estar relacionada con otras causas.

La incidencia de la disfunción eréctil aumenta con la edad; alrededor del 5% de los hombres de 40 años y entre el 15 y 25 % de los hombres mayores de 65 años padecen de disfunción eréctil.

Y es que debido a que la erección requiere de una secuencia precisa de eventos, la disfunción eréctil puede ocurrir cuando cualquiera de ellos es perturbado. La secuencia incluye impulsos nerviosos del cerebro, la columna vertebral y el área alrededor del pene, la respuesta en los músculos, los tejidos fibrosos, las venas y las arterias cercanas al cuerpo cavernoso.

La disfunción eréctil puede tener su origen en diversos factores como:
– Enfermedades, como la diabetes, enfermedades renales, el alcoholismo crónico, la esclerosis múltiple, la aterosclerosis, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades neurológicas son las que ocasionan el 70 % de los causas de disfunción eréctil.
– Accidentes y/o lesiones en los nervios, las arterias, los músculos y los tejidos fibrosos del pene, la espina vertebral, la próstata, la vejiga y la pelvis pueden dañar los nervios, músculos, arterias o tejidos fibrosos del cuerpo cavernoso.
– Por efecto secundario al tomar algún medicamento como antihipertensivos, antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes, supresores del apetito o la cimetidina (medicamento para las úlceras).
– Por adicciones como el alcoholismo o el tabaquismo o cualquier sustancia que lesione los nervios o impida el flujo de la sangre al pene.
– También las cirugías especialmente de próstata y vejiga, puede causar lesiones en los nervios y las arterias, causando disfunción eréctil.
– La deficiencia de testosterona.

Otros factores son los psicológicos como el estrés, la ansiedad, el sentimiento de culpa, la depresión, la baja autoestima y el temor al fracaso sexual, ocasionan entre el 10 y el 20 % de los casos de disfunción eréctil.

Fuente: www.esmas.com

¿Tienes alguna pregunta o deseas realizar algún comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =

Contacto Skype

Terapia Online. Psicologos Online Añademe a Skype - SERGIO PÉREZ SERER
» Usa Skype, llama gratis! Consulta o tratamiento online

Información Sexual